jump to navigation

Mi primer premio, “lo suertudo que soy” 24/05/2011

Posted by Darklime in Actualizaciones.
Tags: , , , , ,
5 comments

Tras ganar gracias a que la suerte se pusiera de mi parte en la fase de desempate en el concurso de cabeceras que organizó Adol en su Blog hace ya unos días, he recibido el paquete con los premios que el mismo escogió para el ganador. Justo arriba tenéis la imagen de la cabecera que inscribí y, en parte, gracias a la cual he podido conseguir estas “joyitas” o como diría Adol3 “chuches” xD .

No tengo mucho que decir, pero lo que si me gustaría es agradecerle a Adol3 el premio y que es un placer poder ver como mi humilde cabecera decora su blog. Para terminar os dejo una foto con los artículos que he recibido esta misma mañana tras acabar de estudiar.

Otanoshimi 3 Shiro Disc, Figting Vipers, Last Bronx NTSC-J...

En cuanto disponga de más tiempo libre comenzaré a probarlos y por supuesto hablaré de cada uno de ellos. El único inconveniente es que tendré que esperar a tener la Supergrafx para jugar a dos ellos, pero espero tenerla muy pronto. Un saludo y hasta pronto.

 

Dragon Force (Saturn) 15/02/2011

Posted by Darklime in Videojuegos.
Tags: , , , , ,
10 comments

Dragon Force es un juego que entremezcla los géneros de estrategia y RPG. Un título desarrollado en 1996 por Working Desing y en exlusiva para el sistema Saturn de Sega. Sin lugar a dudas es un claro candidato a la lucha por ser uno de los referentes en el sistema de 32 bits de la compañía. Creo que toda la diversión que me proporcionó durante mi infancia, mantenerme horas y horas frente al televisor, muy pocos lo han consegido, lo cual en mi opinión, debe ser jugado al menos una vez en la vida.

Con unos simples datos no conseguiré convencer a nadie, por lo que es momento de poner mis argumentos sobre la mesa, aunque antes prefiero introduciros un poco en el juego. Debo hacerlo con tranquilidad, no hay empezar a construir la casa por el tejado, primero tendré que colocar los ciminientos ¿no?, o acabará todo viniéndose abajo. Bueno me dejo de charlas y empecemos con lo que realmente importa.

Captura de pantalla de Dragon Force.

En Dragon Force, los jugadores se encuentran en la tierra mágica de Legendra. Nuestra misión es tomar el mando de uno de los territorios existentes y llevarlo a la gloria. Pero claro, eso no es todo, la cosa no se queda simplemente ahí, porque además esto tendremos que enfrentarnos al “Dios de la destrucción“. Su nombre es Madruk, y este será el “malo maloso” que nos hará en cierto modo el camino más difícil.

Los jugadores dirigen sus propios ejércitos, formado por soldados, samuráis, arqueros, magos, arpías y dragones entre otros. Con nuestras tropas iremos conquistando los territorios distintos territorios de nuestros enemigos, para así ampliar las fronteras de nuestro reino. Eso sí, no únicamente podremos limitarnos a atacar, también debemos de proteger nuestros dominios, defenderlos de los invasores y frenar así los avances del Dios de la destrucción.

Captura de pantalla de una batalla en Dragon Force.

A todo aquel que le agraden las batallas a gran escala, en Dragon Force las habrá a montones. En ellas los jugadores pueden extender sus fuerzas por el mundo para asaltar castillos o aniquilar regimientos de enemigos. En el campo de batalla, se libran combates entre dos generales y sus fuerzas correspondientes. Las tropas se enfrentan unos contra otros, mientras los hechizos son lanzados en la zona de combate.

Lo que más me gusta de este título, es que ofrece una gran jugabilidad y además de esto, cabe destacar que el juego también nos brinda la oportunidad de volver a jugarlo de nuevo, ya que su historia varía dependiendo de cual de los ocho principales dirigentes hayamos elegido al comenzar con nuestra aventura.

Captura de pantalla del mapa mundo de Dragon Force.

No sé si habré conseguido mucho, pero lo cierto es que tenía verdaderas ganas de hablar sobre el. Bueno, espero que si y con esta breve entrada haya podido animar a alguno que otro a probar Dragon Force. Un saludo y bueno… hasta la próxima queridos lectores.